¿Qué hago cuando tengo dudas en mi relación de pareja?

portada

¿Qué hago cuando tengo dudas en mi relación de pareja?

Sentirse dudos@ es una emoción, como la tristeza, la alegría, el enfado o la rabia. Por ello, como cualquier otra emoción, nos transmite un mensaje, ya que las emociones son una forma de comunicación que tenemos con nosotros mismos y el entorno.

Como emoción, debes normalizarla. Y por otro lado, escucharla, analizar por qué está ahí y averiguar qué quiere decirte. Normalmente es: “analiza la situación, reconsidérala, y realiza, -si quieres y/o puedes-, cambios necesarios”. Las dudas son un aviso de que algo no está en la relación tal y como habías esperado, tal y como deseas. ¿No te parece super necesario ese aviso?

Dentro de una relación de pareja, es habitual que en algún momento se sientan dudas sobre la continuidad o no del compromiso adquirido con la otra persona. Es un proceso natural, e incluso necesario, para reevaluar si las condiciones en las que estás en la relación siguen siendo beneficiosas para ti, o no.

Por lo tanto la primera pauta es:

  • Abandona la culpa

Sentirse culpable por sentir dudas aparte de ser muy desagradable, no te permite visualizar con claridad qué deseas y qué quieres hacer, así que hace el proceso mucho más complicado.

La siguiente recomendación es:

  • Date tiempo. Puedes marcarte un “tiempo límite”

El proceso de dudas es un camino a recorrer, con un inicio que ahora comienzas, y con un final que es la meta, donde tomas la decisión, pero entre medias tienes un camino por recorrer, que para tu bien y el de tu pareja, es adecuado que no lo hagas con prisa. No tienes porqué tomar decisiones rápidas.

  • Analiza si estás dejándote llevar por mitos sobre las relaciones de pareja, y elimínalos del proceso de dudas.

Por ejemplo, “tengo que estar enamorado como el primer día”, o que “una buena pareja no pasa por dudas, así que si las tengo es porque debo dejar la relación”, o bien “tengo que comunicar a mi pareja todo lo que siento”, entre otros.

En relación a este último mito:

  • Ten cuidado con cómo comunicas lo que sientes a tu pareja.

No siempre es necesario comunicar tus dudas tan pronto como las sientas, ya que puede ser más perjudicial que beneficioso.

Para avanzar en la resolución de tus dudas:

  • Haz un análisis de lo que tú necesitas en una relación de pareja.

Observarás qué cosas ya tienes, y cuáles te faltan, lo que te ayudará a valorar si quieres o no continuar en la relación

  • Piensa en si puedes/sabes solucionar lo que te sobra o falta en la relación.

No dejes que tus dudas dependan solamente de los cambios que el otro miembro de la pareja haga. Toma el control para probar si puedes conseguir lo que necesitas que ocurra, y así dejar de tener dudas. Por ejemplo, si necesitas pasar más tiempo juntos, haz que ocurra. Si crees que te faltan intereses en común, prueba a implicarte en los intereses de tu pareja, o a proponerle una actividad nueva para ambos. Si crees que os falta comunicación, haz por tener un hueco diario para hablar de vuestras cosas. Y observa cómo te sientes con tu pareja con estos cambios.

Si te es complicado hacer estos cambios o ya lo has intentado sin éxito:

  • Imagina un futuro sin esa persona.

Cuando la relación está muy deteriorada, es normal sentir alivio imaginando un futuro sin esa persona. Pero más allá del alivio inicial, ¿Cómo te sientes visualizando un futuro sin tu relación de pareja? Imaginar qué pasará y cómo te sentirás te puede ayudar en la toma de decisiones.

Por último, pero no menos importante:

  • Consulta a un psicólogo con experiencia en parejas si no sabes salir sol@ de las dudas.

Te asesoramos y guiamos en el proceso que estás viviendo. Las dudas mal gestionadas empeorarán la situación. Consúltanos.

 

Abrir chat