¿ES NORMAL TENER MIEDO A SALIR A LA CALLE?

La agorafobia, es una palabra usada coloquialmente para expresar el miedo de una persona a los “espacios abiertos”. Sin embargo, la agorafobia no es exactamente eso. Es más bien, el miedo a tener síntomas de ansiedad en algún espacio en el que no pueda controlar su escape o huída, o no pueda controlar el evitar estar en determinados lugares donde salir o estar en un sitio “seguro” no sea sencillo.

Normalmente la agorafobia es un añadido en los pacientes que sufren de trastorno de pánico, que es una afección por la cual la persona experimenta ataques de ansiedad. Empieza a interpretar los síntomas de forma muy negativa: “creo que me va a dar un ataque al corazón”, “me volveré loco”, etc., lo que acrecenta el miedo a los mismos, condicionándose.  De modo que sufre miedo a presentar nuevos ataques de ansiedad, lo que le hace desarrollar los propios síntomas, al estar alerta a la aparición de los mismos.

Cuando los ataques de ansiedad se van generalizando a diferentes contextos, puede aparecer agorafobia, por ese miedo a estar en lugares en donde presenten ataques de ansiedad (tumultos de gente, lugares lejos de su casa, mercado, transporte, etc.) y no poder evitarlos o escapar fácilmente.

Psicólogos Online agorafobia

La situación derivada de la pandemia por el COVID-19 está generando cambios en muchas personas en la manera de entender su realidad. En algunos casos, las personas están comenzando a experimentar miedos que no tenían con anterioridad. En otros casos, los miedos ya existentes se han agravado, detonados por el contexto de inestabilidad, incertidumbre y malestar asociado a la crisis sanitaria y sus consecuencias.

Desde Conecta Psicólogos Online estamos atendiendo a pacientes que, por ejemplo, están anticipando negativamente cómo será la experiencia de volver a salir a la calle. Anticipan que se contagiarán del virus, y que pasarán la mayor parte del tiempo preocupados por esa posibilidad. Por lo tanto, anticipan también que se sentirán alarmados y agobiados. Les asusta la falta de control sobre la experiencia de volver a la calle, a los comercios, a los puestos de trabajo, etc., ya que sienten que difícilmente podrán controlar ciertos aspectos (que otros les contagien, que alguien no respete la distancia social, etc.). Así que, cuando salen, presentan síntomas de ansiedad, tales como taquicardia, sudoración, mareo, temblores, sensación de falta de aire, etc. En los casos más graves han comenzado a presentar trastorno de pánico y agorafobia.

¿Qué puedes hacer si crees que puedes estar teniendo este problema?

agorafobia terapia psicologica

  • La agorafobia es un trastorno muy limitante, de igual modo que puede serlo el trastorno de pánico. Nuestra recomendación es que contactes con un psicólogo experimentado en este tipo de patologías, para ayudarte con el problema lo antes posible, volviendo a normalizar tu vida. En Conecta Psicólogos Online trabajamos a través de videollamada por lo que para el paciente con agorafobia va a ser mucho menos amenazante hacer su terapia, en un inicio, desde su casa, que tener que salir al centro psicológico. Después, pueden irse programando salidas pautadas por el psicólogo.
  • Te recomendamos que visites un profesional porque muchas veces cuando el propio afectado por el trastorno, intenta exponerse a su miedo y salir, siente la experiencia tan fuera de su control y se convierte en algo tan desagradable que es contraproducente, debido a que esa experiencia negativa acrecenta su miedo a salir, haciéndole evitar todavía más las salidas. Es necesario que sea un profesional quien vaya dirigiendo los avances de forma coordinada con el paciente y con el médico psiquiatra en el caso de que el paciente esté tomando medicación.
  • Practica alguna técnica de relajación. Nosotras te recomendamos la respiración diafragmática. Cuanto mayor control sientas que tienes sobre tu respiración, más difícil será que experimentes un incremento importante de la intensidad de los síntomas de ansiedad. La práctica de la respiración diafragmática es muy saludable si se hace adecuadamente.
  • Puedes ir realizando un listado de las situaciones que te provocarían ansiedad. Desde la más pequeña (por ejemplo, salir al pasillo de mi planta en mi edificio), hasta la más grande (por ejemplo, estar en una plaza llena de gente). En ocasiones provoca inquietud simplemente observar en la televisión lugares con mucha gente en la ciudad. Empieza a exponerte a las más pequeñas, para ver como respondes. Las situaciones tienen que provocarte la suficiente ansiedad como para que notes que te cuesta pero no tanta ansiedad como para que te bloquee o limite. Evita sin supervisión afrontar las situaciones que más ansiedad te generen.
  • Comienza a hacer ejercicio físico en casa. Esto te hará más fuerte físicamente y es una manera de canalizar tu ansiedad. Además, estarás experimentando algunos de los síntomas propios de la ansiedad (sudoración, palpitaciones, etc.) de una forma relativamente controlada, lo que te hará estar un poco más familiarizado con ellos y no interpretarlos de forma tan negativa. Si tienes mucho miedo a los síntomas, realiza ejercicio físico suave.

La agorafobia, tal y como hemos indicado, es muy limitante para el desarrollo de una vida normalizada. No esperes antes de tratar este problema, ya que cuanto más lo hagas más fácil es que tienda a cronificarse y más tiempo y esfuerzo costará mejorar.

Puedes preguntarnos cualquier duda.

Abrir chat