2

Los motivos por los que SI es buena idea ir al psicólogo aún cuando estás bien

Afortunadamente cada vez más personas optan por acudir al psicólogo cuando existen problemas psicológicos mayores, -o menores-, con los que todos podemos encontrarnos a lo largo de nuestra vida.

Las terapias psicológicas son aptas para personas que necesitan resolver problemas de salud mental graves, pero también lo son para aquellas personas que, sin que lo que les ocurre les interfiera significativamente en su vida, consideran que es bueno promocionar su salud mental.

Es decir, tal y como comparamos en otros artículos, las personas acudimos a otros profesionales como los fisioterapeutas o los odontólogos, simplemente para chequear que nuestra salud muscular, ósea, u oral, sea adecuada, o bien para tratar problemas cotidianos como una contractura en las cervicales o una caries. Del mismo modo cada vez más personas deciden acudir al psicólogo para chequear, y mejorar, su salud mental.

motivos para empezar terapia psicologo

Aquí te dejamos algunos buenos motivos para empezar tu terapia aún cuando sientas que “no te encuentras mal” o lo que te ocurre no es grave y por lo tanto “puedes resolverlo tu solo”:

  • El mero hecho de encargarte de tu salud, produce bienestar. Independientemente de lo que luego se aborde en la propia terapia y del índice de éxito de la misma. Dedicarte ese tiempo para ti, es muy reconfortante. Merece la pena darse esa oportunidad.
  • Existen muchos problemas psicológicos que son mucho más fáciles de tratar cuando se están iniciando que cuando se han cronificado. Por ejemplo es más sencillo y rápido aprender a mejorar el manejo de tu estrés laboral cuando este comienza, que acudir a una terapia cuando llevas años padeciendo una situación de estrés mantenida en el tiempo que ya te ha producido consecuencias y cambios a veces irreparables, como dolencias físicas, problemas de pareja, o estados depresivos.
  • No sabemos de todo. Aunque manejemos las situaciones cotidianas que nos van ocurriendo en la vida, no tenemos porqué saber gestionarlas de la mejor manera. En ocasiones nos planteamos con el paciente el realizar un asesoramiento puntual, porque se encuentra en una situación de la cual si bien puede salir sólo, sin ayuda, tiene más probabilidades de salir de ella con menos sufrimiento y con más seguridad en que las decisiones que toma son las que realmente quiere tomar, si realiza un asesoramiento con un psicólogo. Por ejemplo: ¿debería cambiar de trabajo? ¿Cómo debería tomarme las críticas de mi compañero? ¿cómo puedo hacer para que la relación que mi pareja tiene con su familia a mi no me afecte? ¿dejo mi relación de pareja?. Aunque son problemas que tarde o temprano tu sepas resolver, un psicólogo puede ayudarte a tomar decisiones de una forma inteligente, y a gestionar los cambios de forma que te conlleven el menor sufrimiento posible.
  • Tampoco lo sabemos todo sobre nosotros mismos. Realizar una terapia va a ayudarte a entender muchísimo mejor porqué piensas, sientes y haces ciertas cosas, y no otras. Esto puede ser muy importante para conocer mejor tus puntos fuertes, y débiles y para tomar mejores decisiones en tu vida.

Si tu tienes la motivación al cambio necesaria, y tu vínculo con el terapeuta es favorable, la terapia psicológica te va a ser beneficiosa en la inmensa mayoría de ocasiones.

Desde Conecta psicólogos Online te animamos a que pidas tu primera cita, ¡y lo pruebes!.

Abrir chat